03 octubre, 2009

Agua de flores, amapolas y pececillos dorados


Y entrar en tu vida saltándome las presentaciones. Quitándome el sobrero, los zapatos y la carcasa del corazón. Y no sólo saludar con un beso en la mejilla... no sé si me explico.

Durante las últimas dos semanas el corazón me ha dado treinta vueltas de campana y ocho pequeños (y no tan pequeños) intentos de infarto que me han hecho mirar hacia las nubes. He descubierto las debilidades y fortalezas de este pequeño cuerpo de hombre. Lo poco que tengo que ofrecer al mundo y lo mucho que éste me ofrece a cambio.

Me has hecho dudar hasta de la mismísima realidad, y no desde el hecho de que todo parezca en estos instantes difuso y parte de una extraña ensoñación, sino porque todo parece ahora tan real y palpable que me pregunto ¿dónde me encontraba yo antes de encontrarte a ti? El ensayo y el error (sobre todo el error) me han enseñado lecciones importantes, pero ninguna como el hecho de haberme topado con una vida que creía perdida y que luchaba por encontrar. He encontrado en ti el valor que me faltaba para enfrentarme al mundo, para tirar abajo todas esas murallas que antes me hacían temblar con su presencia. Ahora no es sólo un puño el que rompe los esquemas sino dos unidos que luchan por salir adelante, destrozando a todo el que se interponga.

Labios fríos, manos huérfanas y una escalera de helicóptero que espera colgando desde un balcón. Ten paciencia conmigo. Esto es sólo el principio.

El príncipe heredero vuelve a casa para reclamar su trono, su corona y su reina. ¡Larga vida al rey!

12 comentarios:

Salze dijo...

Precioso, en especial el principio y el final... pero amapolaS no, sólo amapola, sólo una, sólo tu amapola...

"¿Dónde estabas tú durante toda mi vida?"

[...] más que siempre...

ele* dijo...

felicidades por haber encontrado tu musa, tu amapola. la persona que te hace feliz y que te ayude a encontrarte, todas las mañanas.

un beso:)

Agua dijo...

Parece que el otoño a traido alegrias por aqui...genial!!Me alegro mucho que las cosas empiecen a ir viento en popa, eso si como tu bien dices paciencia y poquito a poco que asi se saborean mejor las cosas (te lo dice una adicta a vivir a toda velocidad...demasiada) ;-) un besazo!

Silencio dijo...

Parece que alguien se ha enamorado...genial!Si el otoño siempre nos trae esa felicidad que se llama amor.

Exprime cada gota de esa felicidad ;)

Besitos

Salze dijo...

¿¡¿Te has enamorado?!?

0.o

xD

[...]

Parpadee dijo...

PARA SALZE:
Muy bien, sólo una amapola, nada de pluralidades. El tres no tiene hueco entre uno y el otro. ^^

[...]...

Parpadee dijo...

PARA ELE*:
Ahora las mañanas me encuentran a mí. ^^

Ahora tengo a alguien que me anima a escribir cada vez más. Mi musa personal.

Un beso y gracias. :)

Parpadee dijo...

PARA AGUA:
Y aunque no sea del todo coherente con lo que hago creo que la paciencia es un requisito para disfrutar. Más en este sentido. ;)

Se echaban mucho de menos tus comentarios.

Un abrazo. :)

Parpadee dijo...

PARA SILENCIO:
Todo esto me ha enseñado que, en este tema en particular, hay aún mucho por delante. El Amor es algo complejo y siempre se le puede sacar algo más de jugo. ;)

Saludos. ^^

Parpadee dijo...

PARA SALZE:
Ya sabes... se intenta. ;p

[...] abrazar.

Marta González Coloma dijo...

Sí, todo está tan excesivamente edulcorado que parecía que la vida antes no tenía sustancia... Pero no te empaches amigo, saborea con calma :)

Merylach dijo...

A veces hasta me molesta. Lo que acabo de leer, que han sido unas cuantas entrdas,todo, me ha hecho sonreír. Será que me he emborrachado, pero me gusta.Enhorabuena. =)