28 septiembre, 2009

Gotas de lluvia sobre la lengua


Darse por completo, descargando el corazón con cada roce. Saltar de alegría y encogerse de miedo. Luchar contra la propia conciencia, dándole por fin a entender quién es el que manda aquí.

En ocasiones las cosas de la vida vienen sin avisar y con apenas tiempo para estar preparados. Situaciones que (gracias a Dios) escapan a nuestros planes previstos y ante las cuales hoy me siento obligado a hacer una reverencia. El destino ha sabido darle más sabor si cabe a esta existencia vacía, haciendo que uno se cuestione los mismísimos límites de la vida.

Y como un niño pequeño me acerco, temeroso. Las cosas nuevas, como las viejas, conviene tratarlas con limpia inocencia. Las dudas acucian por ambos lados y requieren de un movimiento valiente hacia adelante. Para crecer, para mejorar, para avanzar y para llenar el corazón conviene a veces bajar un escalón y mirarse a los ojos de cerca.

P y J, libres ya de cualquier atadura, han hecho un trato: no más turnos. Ésta persona, antes medio-hombre, quiere hoy ser hombre completo. Cada parte aprenderá de la otra en lo que pueda. El príncipe de los mares quiere pisar tierra y conocer lo que pueden aportar los dos mundos, donde se mezclan el olor a mar y el olor a madera.

16 comentarios:

Salze dijo...

"Para llenar el corazón conviene a veces bajar un escalón y mirarse a los ojos de cerca."

Me ha encantado... y el título tb...

;)

[...] no es suficiente...

ana dijo...

Hola, una baja los escalones que sean, ¿subir? ¿bajar? qué más da. Lo mejor es intentar hacer lo que corresponda en cada momento/lugar. ¿no se ve? intento seguirte... aunque en ocasiones me pierda, es tan complicado.

Mirarse a los ojos de cerca emociona, siempre.

P/d.- ... y mirarse de lejos también se siente. Ultimamente ando escasa de miradas lejanas.

ele* dijo...

pues bien por ti. espero que este medio-hombre pronto sea capaz de oler el olor a sal de mar y madera ( que a veces los contrastes ayuda)

:)

OjosMiel. dijo...

Yo creo que en la vida producen más felicidad las cosas que llegan sin llamar que una decisión premeditada, aunque esta última haya superado tus expectativas.

Dara Scully dijo...

Nunca se debería ser solo medio hombre. Eso es como medio vivir.



un miau
chiquitín

Silencio dijo...

Entonces adelante, sal a llenar ese corazon =)

Salze dijo...

Jiji acabo de leer lo de "limpia inocencia"...

Qui no et coneixi, que et compri!

[...] un mundo...

Parpadee dijo...

PARA SALZE:
En ocasiones no es bajar un escalón, sino hacer subir a otro. Elevar.

En encanta que te encante. ;)

[...] se queda corto...

Parpadee dijo...

PARA ANA:
¿Intentas seguirme? Aquí me tienes, yo te espero. No tengo miedo a hacer nuevos amigos.

No quiero que te pierdas por mi culpa. ;p

Parpadee dijo...

PARA ELE*:
El contraste te despierta el alma. Y no veas como. ;)

¡Medio-hombre, pero qué medio-hombre! XP

Parpadee dijo...

PARA OJOSMIEL.:
Aunque pueda parecer lo contrario que te rompan lo esquemas y echen por tierra tus planes es algo bastante placentero.

Tienes toda la razón. Como siempre. ;)

Parpadee dijo...

PARA DARA SCULLY:
He tardado, pero me he dado cuenta de que sólo vivía la mitad de lo que podía vivir.

Ahora a recuperar el tiempo perdido. ^^

Parpadee dijo...

PARA SILENCIO:
Cuento con tus bendiciones para ello.

Sal tú también conmigo. :)

Parpadee dijo...

PARA SALZE:
Creo que inocente seguiré siéndolo durante mucho, mucho tiempo... para disfrute del personal.

[...] aquí.

Silencio dijo...

Mis benciciones las tienes, lo sabes=)

Allá voy yo también a la aventura.

Parpadee dijo...

PARA SILENCIO:
Espero que tu también acabes por escribir tus aventuras en un libro de los gordos.

Me quedo más tranquilo con tu apoyo. ^^