30 marzo, 2009

Bourbon County


Las hormonas siguen haciendo de las suyas de cuando en cuando, haciendo de mi semana una montaña rusa. Hormonado y hecho polvo, una combinación fatal y explosiva que mezcla de las maneras más extrañas la forma de escribir de uno. Días de euforia y alegría incontenible. Días de lágrimas y ganas de dormir hasta la eternidad.

Nada como un par de azucarillos, el trabajo y los amigos para disipar todo rastro de testosterona. Conversaciones de hombre a hombre y tardes de meditación trascendental entre patos y un frío que pela. No hemos llegado a la cura, pero hemos dado con la morfina. Liberado un peso y abierto los ojos me descubro una vez más con la espalda cargada y los ojos cegados. Una mano que se abre y otra que se cierra en un puño.

Ha sido un paso adelante, un decir "¡no!" al miedo y una sonrisa ante lo hace tiempo temido. El saber que ya no lucho solo y que si caigo en la auto-compasión siempre tendré a alguien que me haga elevar la cabeza y que aparte mi vista de mi inconmensurable ombligo. He descubierto que tanto las palabras como los silencios que quiera o necesite siempre estarán, cuando haga falta, en boca de los que me quieren. No estoy solo, no señor.

Poco falta ya para ese último salto al vacío. Nuestro chico se vuelve mayor y se endurece con el tiempo. Reúno fuerzas para el salto, sabiendo que junto al borde un par de brazos fuertes me ayudarán a llegar más lejos, saltar el bache y llegar al otro lado. Catapultado al cielo.

Ser una piedra tiene sus ventajas. De mi depende no ser carga sino cimiento.

10 comentarios:

marta dijo...

Guau. Esta parte me ha encantado: El saber que ya no lucho solo y que si caigo en la auto-compasión siempre tendré a alguien que me haga elevar la cabeza y que aparte mi vista de mi inconmensurable ombligo.
Gran texto, me gusta tu forma de escribir, es... no sé cómo decirte, especial :)


Un beso MUYGRANDE.

galicia maravillas dijo...

qué bueno tu texto, ...y lo de ser piedra, y ser cimiento, es genial! :)
que tengas una feliz semana y constructiva!! :)

Agua dijo...

Pues lo de ser cimiento de nuevos sueños es genial, lo de ser piedra olvidada en el camino no tanto...asi que ya sabes, ponte el mono de paleta y a construir con la ayuda de los brazos amigos. Y si algo se desmorona, un buen vaso de bourbon con hielo entre risas son la mejor terapia... Me hace gracia verme reflejada en alguno de tus textos...nos hacemos mayores irremediablemente...Besos!!!!!

aLba (*) dijo...

lo malo es que las piedras... no sienten

Eterna dijo...

La piedra clave.

Parpadee dijo...

PARA MARTA:
Bueno, me alegra que te haya gustado. Gracias por el cumplido. Tú también escribes muy bien. ^^

Parpadee dijo...

PARA GALICIA MARAVILLAS:
Gracias mil por pasarte y comentar.

Espero que tengas una semana constructiva tú también. ;)

Parpadee dijo...

PARA AGUA:
Cuidado con lo que dices. No nos hacemos mayores... nos hacemos "más grandes". ;p

No te diré que lo del mono no me tienta.

Parpadee dijo...

PARA ALBA:
No es que no sientan, sino que tienen una capa de roca alrededor del corazón.

Sólo hay que saber golpearla en el punto adecuado. ;)

Parpadee dijo...

PARA ETERNA:
La piedra que desecharon los arquitectos...