26 enero, 2009

Botellines de agua de marca


"El dinero no da la felicidad... pero ayuda" Tal vez uno no puede pasarse la vida pensando en clave de €, ni estar pendiente de lo último que ha salido para comprarlo, ni con problemas de tensión después de ver como su empresa caía 4 puntos de golpe. Esas cosas te vuelven idiota por lo menos (utilizaría otro término, pero prefiero mantener mi nivel) e insulso en grado sumo. Pero no podemos negar que para moverse por la vida y para tener un mínimo de solvencia (en todos los sentidos) hace falta contar con una base de bienestar básica. No es vivir bajo mínimos, sino sobre ellos con relativa soltura.

No estoy diciendo que uno no pueda alcanzar esa felicidad en la más extremas de las pobrezas. Conozco infinitud de casos de gente que en la indigencia más absoluta han alcanzado la plenitud, pero me perdonarán si digo que si hubiesen contado con un mínimo de recursos todo habría sido más fácil. Lo mismo podría decir de aquellos que nadan en la abundancia.

Como si hablásemos de una mesa, los extremos nunca son una opción. Bailar en uno de ellos probablemente nos haga precipitarnos al vacío. Ni los ricos son unos monstruos, ni los pobres unos santos. Unos y otros son humanos y no puede medírseles en su humanidad como si midiésemos la suela de sus zapatos. Mientras los primeros tienen la tentación de abusar de lo que se les ha dado (muchos de manera honrada) los otros pueden caer en la envidia más rastrera.

No hablamos de absolutos ni mucho menos, pero encontrarse en el amplio espectro de los que tienen lo que necesitan (más o menos) nos asegura una base firme desde la que vivir con cierta dignidad y fuera del peligro que supone el no contar con lo que realmente importa. Vivir fuera de peligro, sin la espada en el cuello, aleja nuestro pensamiento de aquello que reluce.

Ved esto como una reflexión más que como un juicio. Sé que este tema se tergiversa con demasiada facilidad, así que os pido que no saquéis esto de contexto.

A la gente se le respeta por lo que son, no por lo que tienen.

8 comentarios:

Eterna dijo...

O más bien, por lo que hacen con lo que tienen. No sólo se tienen cosas materiales.

Agua dijo...

Deacuerdo con Eterna, si se juzga a alguien habría que hacerlo por sus actos. También estoy de acuerdo contigo de que el dinero facilita mucho las cosas, y que como en todo en la vida hay que buscar el punto medio. Besos!

Someone exactly like you. dijo...

Como si hablásemos de una mesa, los extremos nunca son una opción. Bailar en uno de ellos probablemente nos haga precipitarnos al vacío.


Me ha encantado eso :)

¿Y TU "Q U É" ERES?

Parpadee dijo...

PARA ETERNA:
Me has pillado. Se es lo que se hace con lo que se tiene.

De lo inmaterial hablaré en otro momento, porque con ello hace falta más que un mínimo para sobrevivir.

Parpadee dijo...

PARA AGUA:
Si sirve de algo yo también estoy de acuerdo con Eterna. Mi interpretación del ser de las personas a veces se pasa de genérica hacia arriba.

Parpadee dijo...

PARA SOMEONE EXACTLY LIKE YOU:
¿Que QUÉ soy yo? Un chico normal y corriente que hace lo que puede con lo que la vida le da. Podría entrar en detalles, pero con lo de arriba basta.

Soy lo que soy y lo que hago con lo que me rodea.

Someone exactly like you. dijo...

Su "última gran frase" fue:


Te odio porque no quiero...lo contrario.


A saber lo que pasa por esa cabecita (rapada),más de mil sorpresas se llevaría "ELLA" :)

Parpadee dijo...

PARA SOMEONE EXACTLY LIKE YOU:
Los hombres solemos ser contradictorios a más no poder. No sé, estará en los genes.