21 noviembre, 2008

Pepsi


No veamos un problema de donde no lo hay. Puede que esto ya lleve su tiempo, pero la cosa se mantiene estable y no ha causado aún más que alguna cara larga y un par de miradas torvas. Mi corazón puede ser frágil (puede partirse con suma facilidad) pero es duro como el diamante (lo tengo comprobado). Podríais imaginar que si vuelvo a sacar el tema es porque la mera imagen de Ella me hace plantearme las cosas, pero no es así en absoluto. Estoy ya resignado y he asumido la imposibilidad de mis anhelos. Ella no es para mí.

Si mis manos han vuelto esta vez al teclado (la hemeroteca de la uni es un sitio privilegiado) es para hacer repaso de mi situación. Desde la última vez han pasado infinidad de cosas, de las cuales todas ellas me han tenido en vilo con la cabeza en otro lado. Espero tener la cabeza suficientemente despejada como para hacer examen.

Las primeras veces era la emoción la que me inspiraba a escribir sobre Su Persona, el sentimiento que me azotaba, una fuerza irrefrenable (que bonito suena ahora). Ahora más bien lo hago como terapia grupal (si fuese individual no lo pondría por escrito, ¿no?). Puedo decir su nombre sin que me tiemble la voz y sin que las mejillas se me enciendan como a un niño. Ahora más bien me he embarcado en una nueva travesía, un nuevo viaje. Desde mi barco, mapa en mano, he decidido cambiar el rumbo y encarar mi nave hacia un nuevo destino. El viaje es simple pero difícil: cambiarla a Ella por Ella. Si la pieza del puzzle no encaja debo buscar una que la reemplace.

Como ya he dicho el corazón puede ser duro pero frágil. Un viaje como éste es peligroso pero necesario. Una vez Ella se ha hecho un sitio en mi corazón, en mi alma, no puedo sacarla de allí y dejar el hueco vacío. Debo rellenar permanentemente una parte de mí que jamás podrá volver a estar vacía sin que yo lo sienta y duela.

Las perspectivas no son nada favorables. Veo nubarrones en el horizonte y peligros bajo el mar. Tal vez pase mucho tiempo antes de encontrar un nuevo puerto. Puede que incluso no pueda llegar a verlo algún día. Aún así el peligro de perderse en alta mar es preferible a encallar sobre Su Arrecife.

¡Un saludo!

10 comentarios:

Spinky dijo...

Si quieres yo te preparo un coctel especial...

Spike dijo...

Recuerdo una balada xa corazones enamorados...
Tralali tralala
Bien jodido estás
Tralali tralala
Cuando empiezas a amar.
Si no quieres sufrir
Tralali tralala
Lo mejor es ir a un bar
Tralali tralala

Navy dijo...

Mírame a los ojos, ¡te sentiras mejor!
¡Si tienes amigos no necesitas amor!

Trogloclón dijo...

...

Lee dijo...

Solo los fracasados fallan, los ganadores siempre aciertan. Asegurate de no fallar o eres escoria.

Ted dijo...

Las heridas del corazón no se pueden sanar, lo que sí se puede hacer es tapar la herida y aplicar calmantes contra su dolor.

Guizmo dijo...

Perdona a mis familia, a veces se me van de las manos. Borra sus testimonios antes de que te vuelvan loco.
Espero que algún día te pases x mi país... Lo llamaré... Clear sky.

Parpadee dijo...

Tranquilo, pienso dejar el testimonio de tu pandilla aquí para asombro del público en general. XD

Hablaré con Ted un día de estos.

Gracias por pasaros (en ambos sentidos XD).

pablo blanco dijo...

Hola Javi.
Qué profundo es todo... me encanta... Me gustaría ayudarte con mi opinión, pero en la situación actual en que me encuentro no creo que sea la persona más adecuada para ello... en fin, ya hablaremos con calma.
Mucha paz y alegria, semper!

Parpadee dijo...

Pablo: Gracias por el gesto, Pablo. Me ayudas tan solo con tu testimonio. Saber que estaréis ahí si necesito ayuda me es suficiente.

¡Paz y alegría cuando se da y se recibe!