10 abril, 2009

En copa de cordiales


Se que una vez te dije que nunca escribiría nada sobre ti, que dejaría tu identidad bajo secreto y que nunca me dirigiría a ti en clave oculta. Tendrás que disculparme esta vez, pues no puedo quedarme de brazos cruzados mirando desde la distancia. "Nunca digas nunca". La vida da a veces vueltas de campana y hay quienes tienen el estómago muy delicado.

No cometas un error del que después te puedas arrepentir. Por favor, aprende de mis equivocaciones. Estás poniendo el pie en terreno pantanoso y no prometo que pueda hacer mucho por sacar tu cabeza a flote sobre esa capa de lodo y vapores. Las cosas nunca ocurren de la misma manera dos veces y no me atrevo a imaginar que puede ser de ti, de nosotros, si intentas coger ese tren. Mírame al menos como a un mal ejemplo, como un ejemplo de lo que nunca debes hacer.

Te lo aseguro: hay mil puertos más seguros que aquel en el que atas amarras. Curioso es que un marinero perdido te de lecciones de navegación, pero al menos escucha lo que este lobo tiene que decir.

Desde la distancia no puedo ofrecerte más que esto, un triste aviso y un poco de apoyo. Yo no tuve a nadie en su momento que me diese guía y consejo. Acepta al menos hoy el mío. Que por lo menos uno de los dos puede salvarse.

¡Corre, insensato!

12 comentarios:

aLba (*) dijo...

buen aviso....
corre, insensato

Eterna dijo...

¿Correr?

¿Y dónde está nuestro sentido de la aventura?

Adriana dijo...

tienes 3 premios esperando en mi blog.
Besos!

ele* dijo...

no se que "pecado" está a punto de cometer esa persona a la que has querido y a lo mejor aún quieres. Pero dejar que los otros se equivoquen y vean la realidad solos, en muchos casos es bueno.

O a lo mejor es que a mi me han avisado pocas veces y me he equivocado muchas...(sigo con la mirada perdida);)

Bordencanto. dijo...

Siempre hay salvación,de una o otra manera.De correr nada,a no ser que sea hacia atrás para coger impulso

Parpadee dijo...

PARA ALBA (*):
Esperemos que el destinatario del mensaje haga caso de la advertencia, o al menos comprenda que va dirigida a su persona.

Parpadee dijo...

PARA ETERNA:
El sentido de la aventura está a buen recaudo. El sentido de la desventura es que el me da miedo...

Parpadee dijo...

PARA ADRIANA:
Gracias mil. Recibir premios de alguien siempre es algo especial.

Muchísimas gracias. ^^

Parpadee dijo...

PARA ELE*:
Ten por seguro que a esa persona la quiero como a pocas en este mundo. Aunque no sé yo si seguirá siendo así si llega a cruzar esa delgada línea.

Está en su derecho a equivocarse, pero me llevará consigo si así lo hace.

Ahí no me salva ni mi mirada perdida...

Parpadee dijo...

PARA BORDENCANTO:
Lo tengo comprobado, siempre hay salvación, siempre. Pero algunas salvaciones llegan lo suficientemente tarde como para dejar cicatriz.

No es correr, es salvar la vida.


P.D.: Me gusta tu cambio de nombre. :)

Agua dijo...

Despues de unos dias de vacaciones ya vuelvo a estar por aqui :-) que tal han ido estos dias? espero que bien, aunque por el texto que acabo de leer algo te preocupa... y es que a veces, nos preocupamos demasiado por los demas (o simplemente por ese alguien especial).

Todos nos hemos estrellado alguna vez, aunque nos hayan advertido...espero que el destinatario sea la excepción que confirme la regla.

Un besazo!!!

Parpadee dijo...

PARA AGUA:
Es extraño, pero estos días están siendo... nuevos. Todo me parece novedoso, como si hubiera vuelto a empezar de alguna manera.

Mi oficio es preocuparme mucho y ocuparme de poco. ;p