18 febrero, 2009

El whisky sour se sirve frío


P: ¿Seguro que no quieres que salga yo y arregle el asunto con un par de cosas bien dichas?

J: No, que cuando empiezas no paras. Me gustaría decir esto de manera que no hiriese.

P: Menudo maric...

J: ¡Adentro!, que te pones insoportable.


No conozco todos los detalles y tampoco me interesaría saberlos, pero si hay algo que me revienta es precisamente que no jueguen con mis reglas, que hagan trampas y quedar yo como un idiota. A veces ocurre y supongo que no tendría que extrañarme que sucediese alguna que otra vez. No suelo cortarme mucho a la hora de escribir. Si hace falta despotrico e insulto hasta quedarme a gusto y no tengo reparos en hacerlo aquí.

Seguramente muchos me diréis que era lógico que ocurriese, que publicar cosas públicamente tiene sus riesgos y que esta vez me la jugaba de verdad. ¿Sabéis cuando digo que así conocerme tiende a perder su magia? pues esta vez es tanto y más.

Supongo que estoy siendo poco claro... por decirlo de una manera suave hay quienes escuchan a hurtadillas mis conversaciones y luego vuelven mis palabras (esas palabras dichas de tú a tú) contra mí.

Y pensé en tomar medidas, algunas más o menos radicales, pero acabé por entender que de nada valía desfogarme de esa forma. El mal estaba hecho y había sido revelado (no sé si inocentemente). No había más que discutir.

Un golpe bajo. Eso es lo que ha sido. Y yo seguiré aquí, escribiendo como siempre. Y vosotros ahí, leyéndome cada tanto. No quiero cambiar nada. Me gusta esto como es (no diré que me gustaría tener más seguidores, cosa que se sobreentiende) y procuraré no tocar nada.

Y esto, amigos, es lo que se llama un post trampa. Diseñado por un servidor con el único objetivo de tocar la moral. El truco es simple: si habéis leído esto (y sabéis a qué me refiero) tendréis que guardároslo, no podréis decírmelo sin delataros. Habéis vuelto a caer. Si por el contrario no lo habéis leído, podré quedarme tranquilo. Significará que después de aquello no habéis seguido indagando.

¿Cómo se os queda el cuerpo?

P: Te digo una cosa... ni yo soy tan retorcido...

J: Lo sé...

10 comentarios:

Helena dijo...

Bueno, en realidad el tierno y destartalado es él jaja, y además aunque yo lo lea a él, él no me lee a mi :)
con lo cual puedo despilfarrar lo que se me venga en gana en mi blog jajajaja ^.^

(he tenido que volver a leer ahora lo que yo misma había escrito anoche, xq no me acordaba y no sabía porqué me habías escrito eso... soy un desastre ....)

aLba (*) dijo...

me quedo hoy con esta frase :
que cuando empiezas no paras ... :)

Agua dijo...

Yo suelo escribir lo q me sale...si "el" interesado lo lee (q se q lo hace) bien y si le gusta mejor...yo seguire siendo yo aunq le pese a quien le pese...que de eso se trata no? jejejejeje Me encanta como escribes!!! :-)

Eterna dijo...

Esto de Parpadee y Javi siempre me desconcierta.
¿Todos tenemos un Parpadee?

Parpadee dijo...

PARA HELENA:
He tenido que volver a leer el comentario que te puse porque yo tampoco me acordaba. XD

Mientras nuestros respectivos Él y Ella no se pasen por aquí podremos decir todo lo que queramos. ;p

Parpadee dijo...

PARA ALBA(*):
Es mi parte obsesiva compulsiva que a veces saco a relucir.

Parpadee dijo...

PARA AGUA:
Eso sí que me gusta: ser uno mismo le pese a quien le pese.

Muchas gracias por pasar una vez más por aquí. :)

Parpadee dijo...

PARA ETERNA:
No, todos tenemos un Javi en nuestro interior. ;p

The Jolly Joker dijo...

Por un instante pensé nombres...
Pero luego Peke (¿puedo plagiarte la idea?) me dijo que no fuera mala...

Luego traté de imaginarme lo que habría pasado pero, debo confesar, a estas alturas aún no se me ocurre. Así, que mejor lo dejo estar, que Peke es muy sensible y se pone nerviosa cuando la gente se disgusta o es mala...

Tendré que enseñarle un poco de la vida...

Parpadee dijo...

PARA THE JOLLY JOKER:
Haz caso de Peke esta vez. Esta entrada trampa tenía su función y ha cumplido.

Creo que Parpadee y Peke pueden llegar a pasárselo muy bien.

P: No digo yo que no. jejeje